Experiencias en begur

Pals


Pals

Nuestra primera parada después de Begur es otra de las maravillas paisajísticas medievales de la Costa Brava, cuya decoración floral por todas sus calles convierte un sencillo paseo en un viaje literalmente provenzal. Este conjunto monumental histórico rodeado de inmensas alfombras de trigo y majestuosos campos de girasoles está compuesto por el castillo, la muralla y la villa. Es visita más que obligada la torre románica del S.XI, conocida como la Torre de las horas.Tras pasar por empedradas calles con arcos de medio punto y fachadas con ventanas ojivales y balcones de piedra que ofrece el barrio gótico llegamos a la muralla defendida por cuatro torres y su indispensable mirador Josep Pla, desde donde se contemplan los campos de trigo del Ampurdán y las majestuosas Islas Medas. Destacan las tumbas en la calle mayor y el museo de arqueología, los pequeños y originales puestecitos de souvenirs cuidadosamente decorados y las terrazas, desde donde se puede contemplar, casi en estado hipnótico, la belleza del lugar.